Hoy han venido los arquitectos. Eran como siete. Llegaron en dos jeeps negros, enormes, levantando nubes de aire en grano por todo el pueblo. Pasaron de largo. Los vi trepar al montículo sobre el barranco. Observaban a lo lejos no sé muy bien qué con las manos en la frente a modo de visera. Realizaban mediciones, sacaban fotos y tomaban notas con sus cámaras, teodolitos, móviles y tabletas. De cuando en cuando miraban al pueblo, y volvían a medir, sacar fotos y tomar notas. Así se pasaron casi tres horas. Luego bajaron y se acercaron a la única sombra. Yo me aparté, allí no cabíamos todos y me pareció adecuado mostrarme amable con aquellos forasteros. En dos añas, esto no va conocer nadie, me dijo uno con acento inglés o alemán. Sonreía. Todos sonreían. Yo ya no lo conozco, repliqué no sé muy bien por qué. Vamos a montar un lago artificial, mucho verde sintético, golf, pubs, grandes complejos de apartamentos. Figúrese, un gran hotel, me informó otro, moreno, en un perfecto castellano. Ya está todo arreglado con don Pablo. Sacabó lambre, insistió el rubio, el extranjero. Trabajo para todas, big success, buena hombre, prosiguió. Quiso hacerme una foto, pero decliné. Los invité a lagarto y a lágrimas, pero ellos también declinaron. Se fueron a por los bocadillos y las cervezas que llevaban en el jeep. Alegre esa cara, paisano, exclamó el moreno. Tenga una cerveza. Dinero, trabajo y chicas: ¿no ha visto la página en Internet? Les pregunté de que serviría todo eso sin noche, todos esos hoteles, lagos, verdes, complejos si no volvía la noche. Ellos se rieron y me miraron como se mira a un loco o a un necio. Alegre esa cara, hombre, mire qué sol más espléndido. Luego se subieron, sin dejar de sonreír, a los dos jeeps enormes y negros y desaparecieron por el camino levantando otra vez inmensas nubes de polvo. Ellos nunca lo supieron, pero habían permanecido en el pueblo de una a cinco y pico de lo que aquí una vez, hace tiempo, solíamos llamar madrugada.

Un saludo,
Manuel M. Almeida

Manuel M. Almeida (Las Palmas de Gran Canaria, 1962) es periodista y escritor. Ha publicado las novelas ‘Tres en raya’ (1998, Alba Editorial) –finalista del Premio Internacional Alba/Editorial Prensa Canaria, 1997– y ‘Evanescencia’ (Mercurio Editorial, 2017), así como las plaquettes de microrrelatos ‘El líder de las alcantarillas’ (Amazon, 2016) y ‘Cuentos mínimos’ (Mercurio Editorial, 2017), además de poesía y narrativa recogida en su blog mmeida.com, redes sociales, revistas y periódicos. De 2004 a 2014 mantuvo el blog mangaverdes.es, con el que cosechó seis premios internacionales, entre ellos al Mejor Comunicador en Internet (Asociación de Usuarios de Internet, 2010). Como periodista ha trabajado en ‘La Gaceta de Las Palmas’, ‘La Provincia’, revista ‘Anarda’, ‘La Tribuna de Canarias’, ‘El Mundo/La Gaceta de Canarias’ o ‘Canarias7’, ejerciendo en los tres últimos el puesto de subdirector. Ha publicado dos trabajos discográficos como cantautor, ‘Nueva semilla’ (Diva Records, 1990) y ‘En movimiento’ (Chistera, 1992). (+ info).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here