Navegar sin rumbo,
perderse
en los profundos piélagos.
Dejarse llevar
por la nada
hacia la calma inmensa.
Ser un reflejo más,
un destello
en el semblante del agua.
Abandonarse
a la brisa
muda, inconstante.

Caminar a la deriva
por las calles desiertas
bajo la cálida luz
del mediodía.

Flotar sin tregua,
flotar
hasta volverse corriente.
Encomendarse
al silencio
donde el silencio habita.
Diluirse en la paz
de un vuelo
eterno.

O caminar a la deriva
por las calles desiertas
bajo la cálida luz
del mediodía.

Soy periodista y escritor, creativo y social media. En este blog comparto textos literarios breves (poesía, cuentos, relatos) y reflexiones personales. También creaciones fotográficas y musicales. Hazme un favor: siéntete como en casa. (+ info).

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here