M

e acabo de enamorar. Y no de una persona, ni de una mascota, ni de un sueño. Me acabo de enamorar de un concepto. Y más que del concepto –porque supongo que es una idea que todos habremos imaginado y anhelado alguna vez–, de lo que me realmente me he enamorado es de su concreción práctica, de su materialización. Mi nuevo amor se llama Rocketbook Wave: un bloc (no blog) de notas similar a los blocs de notas de toda la vida, con la particularidad de que cualquier cosa que escribas o dibujes en él puede ser enviada a la nube y almacenada en Dropbox, Evernote, Google Docs, OneNote o tu propia cuenta de correo.

¿Ciencia ficción? Desde ahora, podemos dejarlo en lo primero. Rocketbook Wave es una realidad. El proyecto ha superado con creces su objetivo de alcanzar los 20.000 dólares de financiación en la lanzadera de ideas Kickstarter, donde a nueve días de concluir el período de recaudación roza ya los 460.000 dólares.

Pero son muchos los alicientes que presenta este invento. Además del esencial, la conexión papel-digital, Rocketbook Wave es un bloc reutilizable, es decir que tratándolo bien te puede durar mucho tiempo. Y eso es debido a que la tinta del bolígrafo que se incluye en el pack, el Pilot Frixion –que también puedes adquirir en cualquier papelería–, permite su borrado a temperaturas en torno a los 65º centígrados: introduciendo el bloc en el microondas –¡sí, de ahí lo de Wave!– lo tendrás como nuevo en un instante. Incluso puedes borrar el texto, página por página, con un secador de pelo.

Por lo demás, sólo te tienes que dedicar a llenar páginas con tus notas, ideas o creaciones. Al pie de cada una de las páginas hay siete iconos, a los que puedes asignar cualquiera de los servicios de la nube anteriormente citados. Una vez termines tu trabajo, lo único que tienes que hacer es trazar una equis sobre el icono del servicio al que quieras enviar el documento y escanear las páginas con la app de Rocketbook Wave para el smartphone (iOS | Android). Listo.

Además de los iconos, las páginas de este blog híbrido entre los analógico y lo digital contienen otros elementos inteligentes. Entre ellos, el más destacado es el de un código QR que informa del número de página, con lo cual, sea cual sea el orden en el que envíes los textos a la nube, tu trabajo estará siempre organizado.

Páginas 'inteligentes' del Rocketbook Wave

Páginas ‘inteligentes’ del Rocketbook Wave

Eso sí, como todo amor, éste también es imperfecto. El gadget –creo que podemos llamarlo gadget sin temor a difamar– no está provisto de reconocimiento de escritura, con lo cual lo que tendrás en la nube será una fotografía de tus notas, no un documento editable, salvo que hagas uso del sistema de reconocimiento de escritura del que sí dispone Evernote. En cualquier caso, los desarrolladores aseguran que están en ello.

El Rocketbook Wave se ofrece ahora mismo en packs que van desde los 27 dólares (un bloc y un boli) hasta los 1.050 dólares (50 blocs y 50 bolis). Los blocs se presentan en dos tamaños: estándar y ejecutivo, este último algo más pequeño, y su comercialización está prevista para el próximo mes de agosto.

Vía: mental_floss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *