Una de las facetas menos exploradas de Andy Warhol es su trabajo como fotógrafo, una actividad que, si bien no ocupa el mismo grado de notoriedad en su carrera como sus aportaciones al arte plástico o el cine, sí que amplía su perspectiva de creador polifacético a través de una prolífica colección de instantáneas, entre las que destacan sus miles de capturas con su mítica Polaroid Big Shot.

En realidad, las polaroids de Warhol no tenían otra intención que servir de bocetos para sus populares litografías, aunque su peculiar visión y el paso del tiempo las han dotado de especial interés y relieve desde el punto de vista artístico y se han convertido en nuevos objetos de cultos para seguidores del personajes y coleccionistas.

La mayor parte de estas fotografías son retratos de conocidas figuras de la época, aunque también incluye personas anónimas –al menos para nosotros–, elementos de la vida cotidiana, alimentos y animales, además de algunos autorretratos o lo que hoy llamaríamos ‘selfies’. Entre los famosos, podemos encontrar gente como Mick Jagger, John Lennon, Yoko Ono, OJ Simpson, Jimmy Carter, Truman Capote, Grace Jones, Arnold Schwarzenegger, Alfred Hitchcock, Dennis Hopper, Farrah Fawcett, Cassius Clay, Sylvester Stallone, Liza Minnelli o John McEnroe.

Tal como se recoge en la Wikipedia:

"Para producir sus litografías, Warhol solía utilizar fotografías que eran sacadas indistintamente por él o por alguno de sus asistentes. Estas imágenes solían tomarse con un tipo de cámara Polaroid que la marca decidió mantener en producción únicamente para satisfacer a su insigne cliente. Su aproximación fotográfica a la pintura, y su personal visión de la fotografía instantánea tuvieron una fuerte influencia en la fotografía artística posterior. Warhol era un notable fotógrafo y disfrutaba retratando a sus numerosos invitados en la Factory".

El legado fotográfico de Warhol se encuentra muy repartido por diversas instituciones y particulares de Estados Unidos, sobre todo gracias al programa ‘Legado fotográfico Andy Warhol’ (PDF), iniciado en 2007 para conmemorar el vigésimo aniversario de la muerte del autor, y a través del cual la Fundación Andy Warhol para las Artes Visuales donó más de 28.500 polaroids originales y litografías a más de 180 colegios y universidades, museos y galerías de todo el país. Cada institución recibió una selección comisariada de más de cien polaroids y cincuenta copias en blanco y negro.

En la página These Americans se muestra casi un centenar de estas instantáneas.

Hoy, sin duda, Andy estaría enganchado a Instagram 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *