‘Poetic dogs’, si los perros narraran…

No, no pueden. No pueden narrar ni poetizar, componer ni redactar. Estas destrezas creativas están reservadas al ser humano, que es lo que es precisamente, entre otras cosas, por su capacidad de crear. Pero ¿pueden los perros transmitir emociones, ‘contar’, ‘hablar’ a través de los recursos que tienen a su disposición: gestos, ojos, posturas, ladridos… de un modo, aunque sólo sea remotamente, similar a como lo haría un escritor?

Eso es lo que sostiene el fotógrafo italiano Dan Bannino, que ha echado mano de esa preciosa capacidad creativa que posee el ser humano para idear una galería de retratos de sujetos perrunos caracterizados como algunos de los más grandes literatos y pensadores de todos los tiempos. Y no lo ha hecho por un ramalazo friki, por experimentar o por razones meramente estéticas, su objetivo es un tanto más comprometido: sensibilizar sobre la situación de los perros abandonados en albergues e iniciar una campaña para ayudarlos a través de donaciones.
 

Ernest Hemingway

Leone – Ernest Hemingway

Efectivamente, todos los animales que aparecen en la serie están recluidos en albergues, a excepción de Rothko, el ejemplar que aparece caracterizado como William Shakespeare, que desde hace alrededor de un año ha encontrado refugio en el hogar del propio Bannino. Esa circunstancia ha sido precisamente el detonante de la iniciativa:

"Hace casi un año rescaté a mi perro Rothko de un refugio y desde ese día mi vida ha cambiado. Cuando lo adopté me di cuenta de cuántos perros están en la misma situación en todo el mundo, y cómo una simple adopción podría cambiar sus vidas y ayudar a apoyar a los perros abandonados. Rothko venía de una situación difícil, fue encontrado en un campamento de gitanos y fue llevado a mi perrera local, donde después de unas semanas tuve la suerte de conocerlo. Viviendo con Rothko he aprendido a entender sus movimientos, he aprendido a escuchar sus palabras silenciosas y me he dado cuenta de que los perros son similares a los escritores: hablan a través de expresiones, sonidos y movimientos, que lo dicen todo aunque no digan nada, al igual que un autor quiere hacer con sus palabras en un poema. Mi nuevo mejor amigo y su amor sirvieron de motivación para iniciar esta serie llamada ‘Poetic dogs’, en la que los perros del refugio se asocian a mis escritores favoritos. Empecé la serie en junio y la he completado hace un mes".

Edgar Allan Poe

Blue – Edgar Allan Poe

A mí, particularmente, me ha encantado el trabajo. Hay conexiones realmente logradas y, en algunos casos, la sensibilidad del fotógrafo ha logrado reflejar expresiones sorprendentes, tiernas, graciosas, perspicaces. Pero ha sido el conocimiento de la procedencia de los canes protagonistas lo que ha acabado por emocionarme.

Puedes apoyar la campaña haciendo una aportación en IndieGoGo. Aquí te dejo el vídeo que abre el post y que muestra cómo se hicieron algunas de las tomas, y una selección de las imágenes que más me han gustado, aunque tienes muchas más en la página oficial del autor, y en sus cuentas de Facebook e Instagram.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *