Soñando Arinaga

Hay noches vividas y noches imaginadas. El arte digital permite forjar esa aleación entre realidad y ficción que nos acerca lo imposible. No es que lo posible no merezca de por sí, en un elevado número de ocasiones, nuestra admiración y reconocimiento; pero es que, como dice Silvio y yo suscribo al cien por cien, de lo posible se sabe demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *